Side Menu

Blog

Crampones para botas de snowboard

Supongo que si estas leyendo esto, es que ya habrás tenido que darte la vuelta alguna que otra vez en tu aproximación a una montaña por encontrarte una zona de nieve dura y expuesta. Si no te has dado la vuelta en ese momento, probablemente también hayas experimentado la necesidad de un piolet y el conocimiento de la técnica de auto detención.

En caso de ser splitboarder, los crampones de una tabla de splitboard no substituyen a los crampones de bota, en cambio, una buena forma física y la paciencia de recoger tu split y colocarlo en la mochila hacen que los crampones de bota te saquen de cualquier situación en la que tus crampones del split te pudieran sacar. Que quiere decir esto….que teniendo unos crampones de correas para tus botas podrías dejar los crampones de tu split en casa y liberar peso y espacio de tu mochila.  Los crampones tienen que usarse con un antibott, que son unas piezas de plástico cuya función es la de evitar que la suela se llene de nieve y se forme un zueco de nieve que impida realizar su función al crampón.

 


El ajuste de los crampones a tus botas de snowboard sera por correas de ajuste estilo clásico, exceptuando los casos en los que el rider disponga de unas botas especificas para llevar crampones semiautomáticos, tipo la bota deluxe Spark Xabier de la Rue. En estas fotos puedes ver el modelo Grivel G12 semiautomático (vease el enganche en la talonera).

 

 

 

El numero de puntas de los crampones es opcional, y depende del tipo de uso que les vayamos a dar. En caso de tener que subir por algún terreno medio complicado recomiendo los crampones de 12 puntas, mas versátiles y seguros pero mas técnicos.

No existe en el mercado ningún crampón especifico para botas de snowboard, pero si crampones cuyo “fit” podría servir para este tipo de bota. Los crampones con punta ancha y talón ancho son lo mejor para el ajuste y comodidad en este tipo de botas, hay modelos en el mercado “wide”, como por ejempo el Grivel g10 wide, que se ajustan muy bien a botas de snowboard. No todos calzamos el mismo numero de pie, ni tampoco todas las marcas de botas de snowboard tienen las mismas medidas. Hay marcas de botas como 32 con una horma de pie estrecho y modelos tipo Salomon con una horma mas tradicional. Esto quiere decir que si tienes oportunidad de ir a la tienda a comprar tus crampones y llevar tu bota de snowboard, tu compra sera acertada. (dependiendo del vendedor que te encuentres).

Despues de ojear un poco el mercado, y por experiencia propia, recomiendo estos modelos siguiendo estos criterios. Seguridad, precio y confort. Todos estos modelos vienen con el antibott incluido. Recordar que tambien es importante tener una bota con una suela buena y un poco rigida. (no una bota de freestyle)

 

 

 

Grivel G10 wide     Este modelo también existe en su versión normal, para botas de perfil normal.El precio suele rondar los 110 euros. Es un crampón de 10 puntas, realizado para botas de perfil ancho tipo snowboard. son unos crampones relativamente nuevos en el mercado y altamente recomendables. Su precio ronda los 100 euros y me parece una buenísima calidad relación precio.

 

 

 

 

 

 

Grivel G12

Crampón similar al G10 pero con 12 puntas. Su precio ronda los 130 euros y no existe modelo “wide”.

 

 

 

 

 

 

Peltz Vasak 12 puntas. Una de mis opciones favoritas y también de Neil Provo, que nos envía unas fotos con estos crampones en sus botas” burton serow” del 10,5. Juzga tu mismo.Crampón de 12 puntas de concepción clásica pero que incorpora un diseño adaptado a los nuevos tiempos.  Se trata de un modelo de prestaciones medias para la marcha glaciar y ascensiones clásicas en nieve y hielo que no requieran una escalada muy técnica.
El Vasak introduce un sistema de ajuste rápido de la talla sin necesidad de herramientas adicionales. Puede ser usado como crampón flexible o articulado con un simple movimiento en la barra central.
En este caso el crampón está equipado con el sistema FlexLock, para botas sin reborde. Fijaciones flexibles delante y detrás, que se adaptan a la forma de la bota. El cierre es mediante correas: el empeine está sujeto por una correa, lo que evita la pérdida del crampón.

Su precio ronda los 125 euros

 

 

 

Buscando algo económico y que no sean juguetes, tenemos el Camp Stalker . Crampón de correas con 12 puntas para alpinismo clásico.

Los Stalker son los más vendidos de la marca Camp ya que se trata de unos crampones todo terreno cuya versatilidad permite practicar un amplio rango de actividades alpinas durante el invierno. Gracias al sistema de fijación universal de correas, el talón termoplástico y el arnés delantero envolvente pueden utilizarse con cualquier tipo de bota rígida o semirrígida independientemente del sistema para el que estén preparadas.

Una excelente opción para el alpinismo clásico y las travesías glaciares independientemente de la época del año y sin tener que gastar mucho dinero.

Su precio ronda los 69 euros.

 

 

Realizado por Vic Gonzalez

No Comment

Post A Comment